Compartir almacén

Comience a ganar sin invertir

Si tiene alguna estancia vacía o algún almacén puede ganar dinero sin invertir.
Esta es la manera en la que funciona: los proveedores le llevan los productos al almacén.
Tan pronto como se realiza un pedido en el sitio web, recibirá un mensaje detallando la compra y la dirección de envío.
Conseguirá una comisión basándose en el precio del producto, este es el primer beneficio.
También podrá enviar el producto usted mismo, y este es el segundo beneficio.
Por supuesto, puede hacer uso de un servicio de mensajería a través del sistema y no meterse en líos con la entrega en sí.

sales flow
sales flow

Comience a ganar sin invertir

Si tiene alguna estancia vacía o algún almacén puede ganar dinero sin invertir.
Esta es la manera en la que funciona: los proveedores le llevan los productos al almacén.
Tan pronto como se realiza un pedido en el sitio web, recibirá un mensaje detallando la compra y la dirección de envío.
Conseguirá una comisión basándose en el precio del producto, este es el primer beneficio.
También podrá enviar el producto usted mismo, y este es el segundo beneficio.
Por supuesto, puede hacer uso de un servicio de mensajería a través del sistema y no meterse en líos con la entrega en sí.

Después de todo, las ventas online, lo que importa es el tiempo de envío, y cuánto más corto sea, mayores serán las ventas.
Para conseguir tiempos de entrega cortos, los almacenes deben estar cerca de los clientes.
Y es aquí donde surge nuestra idea, que es la de compartir almacén.
Las personas que dispongan de un almacén o una habitación vacía en su casa pueden almacenar productos para nosotros, incluso pueden enviar el producto al cliente.
Acaba siendo una situación beneficiosa para todos.
Cualquier parte de la cadena involucrada se beneficia, ya sea a través de las comisiones o en la venta de productos adicionales.

El proceso

El cliente entra en un sitio web que le garantiza el envío dentro de las dos horas siguientes del pedido, registrando una dirección, seleccionando un producto y pagando.
El sitio web se dirige hacia el almacén específico de acuerdo con la dirección del cliente.
El dueño del almacén escoge el producto del lugar apropiado y realiza el envío.
Si no hace el envío por sí mismo, hace el envío a través de un repartidor.
Todo el mundo consigue un beneficio, el cliente que consigue el producto muy rápido. El dueño del almacén (que puede hacer el doble de beneficios) y el propietario del sitio cuyas ventas aumentan.

Sea el primero en registrar su localización, registre su almacén ahora

    Birth Date
    Message

    Be the first in your location, register your warehouse now

      Birth Date
      Message

      Después de todo, las ventas online, lo que importa es el tiempo de envío, y cuánto más corto sea, mayores serán las ventas.
      Para conseguir tiempos de entrega cortos, los almacenes deben estar cerca de los clientes.
      Y es aquí donde surge nuestra idea, que es la de compartir almacén.
      Las personas que dispongan de un almacén o una habitación vacía en su casa pueden almacenar productos para nosotros, incluso pueden enviar el producto al cliente.
      Acaba siendo una situación beneficiosa para todos.
      Cualquier parte de la cadena involucrada se beneficia, ya sea a través de las comisiones o en la venta de productos adicionales.

      El proceso

      El cliente entra en un sitio web que le garantiza el envío dentro de las dos horas siguientes del pedido, registrando una dirección, seleccionando un producto y pagando.
      El sitio web se dirige hacia el almacén específico de acuerdo con la dirección del cliente.
      El dueño del almacén escoge el producto del lugar apropiado y realiza el envío.
      Si no hace el envío por sí mismo, hace el envío a través de un repartidor.
      Todo el mundo consigue un beneficio, el cliente que consigue el producto muy rápido. El dueño del almacén (que puede hacer el doble de beneficios) y el propietario del sitio cuyas ventas aumentan.

      Economía compartida

      La idea central en la economía colaborativa es la puesta en común como recursos. Así como Uber comparte vehículos privados y Airbnb comparte espacio disponible, nosotros compartimos almacenes y espacios de almacenamiento, lo que permite a los propietarios de los almacenes o habitaciones vacías obtener ganancias por poder hacer uso de esos espacios, e incluso conseguir un beneficio doble (cuando tanto en el almacenamiento como la entrega de los elementos parte de la misma persona).
      Es una situación que supone una ventaja para todos los que forman parte, los propietarios de los espacios consiguen beneficios de ellos sin tener que hacer ningún tipo de inversión, mientras que nosotros como emprendedores, tenemos la oportunidad de dispersar las ubicaciones de nuestros almacenes ampliamente, permitiendo un envío súper rápido a nuestros clientes finales.

      La ventaja de la economía compartida en tu negocio

      Esto es una oportunidad de negocio inusual para propietarios de espacios vacíos para beneficiarse de ellos sin necesidad de hacer inversión alguna. Si ya dispones de alguna localización vacía, ¿por qué no la conviertes en algo beneficioso? Los propietarios de localizaciones vacías pueden conseguir un doble beneficio si también se hacen cargo del envío de los productos almacenados.
      Para los emprendedores, es más fácil persuadir a los candidatos de sus artículos, ya que son 0 especuladores de inversiones. Además, y esta es la gran ventaja, no necesitas alquilar grandes almacenes ni depender de empresas de logística que agotan tus beneficios. Esto le permite, en la práctica, construir un sistema de suministro y logística masivo sin capital propio.

      Comience a conseguir beneficios sin invertircontactcontact
      Comience a conseguir beneficios sin invertircontactcontact